El Centro Cívico Bailarín Vicente Escudero de Valladolid fue el escenario de la presentación en sociedad de Cadena de Sonrisas, una asociación solidaria, apolítica, aconfesional y sin ningún ánimo de lucro creada por un grupo de jóvenes voluntarios cuyo principal objetivo es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, contribuir a cambiar positivamente la realidad social y devolver la sonrisa a quienes viven situaciones injustas, complejas o de enorme dificultad.

Para alcanzar sus objetivos, Cadena de Sonrisas  desarrolla una serie de proyectos solidarios dirigidos a diferentes sectores de la sociedad, desde la infancia a la tercera edad, pasando por las personas que sufren alguna enfermedad, los internos de centros carcelarios o los residentes en centros de menores.