Por un lado la intervención con menores que cumplen medidas judiciales y que están obligados a realizar horas en favor de la comunidad y por otro el mundo animal, más concretamente el concerniente y relacionado con los perros.

Somos conscientes de que hoy en día los más jóvenes necesitan muchísima motivación para realizar un trabajo y más aún si este es de carácter voluntario, pero en nuestra asociación también somos conscientes de que el voluntariado, da igual la naturaleza del mismo, busca en su labor diaria un motivo que le haga sentir útil.

Algunos buscan simplemente sentirse bien ayudando a los demás, otros buscan o tienen una motivación puramente curricular, otros formativa, etc. Con este proyecto buscamos potenciar en los más jóvenes las ganas de cambiar a pequeña escala el mundo cercano que les rodea, con una actividad motivante, que en este caso no tiene que ver con personas, si no con animales, los cuales también necesitan de nuestra ayuda y cada vez más.