La intención del presente proyecto es la de crear un grupo de debate crítico sobre diferentes temas de actualidad dentro de las aulas de Bachillerato durante el período lectivo. El proyecto se comprende entre los 16 y los 18 años ya que en esta edad comienzan a definir su propia personalidad crítica y madura. De este modo el joven dejará de diluirse en el grupo y será capaz de exponer sus ideas, vencer barreras y expresar en público las opiniones propias.

Se producen por lo tanto el acceso al pensamiento formal del alumnado, la disposición a la discusión adulta y crítica como prueba de que empieza su entrenamiento hacia la argumentación y defensa de sus posiciones.

Es necesario que los educadores participantes en este proyecto se mantengan en una posición de neutralidad y que su postura sea tan solo la de mantener su “figura” como mediador en  el debate mantenido por el alumnado.

Serán los propios alumnos y alumnas los responsables de organizar y diseñar las temáticas, organizar y elaborar las normas de discurso y debate, y preparar la documentación necesaria para sus exposiciones.